11/12/2011

Evocación de algunos de los antiguos oficios e industrias de nuestra Ciudad.(1/4)

























Disponemos en Béjar de un terreno urbanizado y bien comunicado para la ubicación del Polígono Industrial, en él se instalarán empresas que en la actualidad desarrollan su actividad en la Ciudad y también nuevos sectores empresariales. Un nuevo pilar para el futuro industrial de nuestra querida tierra.

Para evocar algunos de los antiguos oficios e industrias nos tenemos que remitir a viejos periódicos, programas de ferias y fiestas y a antiguos folletos turísticos. Poco a poco nos estamos quedando sin referencias de ellos, así por ejemplo, de la fábrica de papel de fumar no tengo ninguna publicidad de ella por más que lo he intentado y... ¡Lo siento!

Estamos viviendo una época de grandes cambios. Se van quedando atrás usos y formas que en los tiempos actuales no tienen cabida. Gradualmente los oficios que perduran no han tenido mas remedio que adaptarse a las necesidades de las diferentes épocas.

Así por ejemplo, el hojalatero tiene que realizar también los oficios de fontanero, vidriero o fumista; entre ellos, don Juan Acle Lucio, casa fundada en 1834, instalado en Portales de Pizarro, nº 53 (referencia del año 1922); don Manuel Gómez González, casa fundada en 1885, en calle Mayor de Pardiñas, núm. 17 (referencia de 1920); don Rufino Gómez González, (referencia año 1918); don Jesús Hernández Manuel, (referencia de 1923) o don Marcial Sánchez Redondo, en calle Mayor de Pardiñas, nº 31, (referrencia del año 1923).


























































Hay oficios que prácticamente han desaparecido, como el de albardero, también conocido por jalmero; entre ellos, don Emeterio Yuste Hernández, (ref. año 1926). También el de guarnicionero, como don José Antúnez, (ref. año 1925) o don Florencio García Rodríguez, establecido en la calle Libertad, nº 22 (Referencia del año 1918, actualmente existe un importante resurgir de este oficio). Otros sucumbieron junto al de aguadero, botero, cerero, lañador, paragüero y sillero.



























En este artículo pretendo transcribir la publicidad de algunas de las antiguas fábricas que desarrollaron su actividad en Béjar al final del siglo XIX y principios del XX. El año indicado solo fija el del escrito del que ha sido transcrito.


FÁBRICAS DE ALPARGATAS

El alpargatero fabrica calzado rústico con lona y piso de cáñamo o esparto. Suele tener su taller en el portal de su vivienda. Durante la primera mitad del siglo pasado, existen otras cuatro fábricas de alpargatas en el resto de la Provincia, instaladas en Salamanca, Ciudad Rodrigo y Peñaranda.

- Hijo de Domínguez López

Año 1941. “Los Serranos” en la calle Sánchez Ocaña, nº 39 y en el año 1945 en Mayor de Reinoso, nº 11.


























Anuncio publicado en el folleto de ferias y fiestas del año 1941

- Don Juan Manuel Maillo García

Años 1926 y 1933. Establecido en la calle Pardiñas, 17. Referencias de los anuarios mercantiles de la provincia de Salamanca de dichos años.


- Don Ambrosio Martín

Año 1933. Tiene establecido su negocio en la calle Pardiñas, nº 40.


FÁBRICA DE CALZADO

En los primeros años del pasado siglo, además de la instalada en nuestra Ciudad, hay nueve en Salamanca, una en Ciudad Rodrigo y otra en Peñaranda.

- Don Gabriel Muñoz e Hijos

Año 1883. “La Bejarana”. En las calles Peñuelas, nº 30 y Comendador, nº 1.
















Anuncio insertado en el Plano Industrial y Comercial de Béjar en el año 1883, de J. Calvet


FÁBRICAS DE CHOCOLATES

La primera referencia del chocolate se remonta al año 1502 cuando a Cristóbal Colón, en su cuarto viaje a América, le ofrecieron en Guanaja (Honduras), una bebida compuesta de cacao, maíz, vainilla, pimienta, guindilla y otras especias. A Hernán Cortés, en 1519, los aztecas también le obsequiaron con dicho brebaje en Tabasco (Méjico). Para los españoles esta bebida les resultaba muy agria y fuerte. La semilla del cacao la usaban también como moneda.

La primera vez que se elabora chocolate en Europa es en el Monasterio de Piedra (Zaragoza), donde mezclan el cacao con azúcar y canela, haciendo la bebida mucho más dulce. El chocolate llega por primera vez a Francia en 1615, año en el que la princesa Ana de Austria contrae matrimonio con Luis XIII, convirtiéndose su consumo en un símbolo de categoría social. En 1819 se instala la primera fábrica de chocolate en Suiza. En el año 1842 se comienza a fabricar el chocolate en tabletas y en 1876 se empieza a mezclar con leche.

La molienda del cacao se realizaba mediante un rodillo sobre una piedra de granito y curvada que se calienta por la parte inferior. Durante la última mitad del s. XIX y la primera del XX tienen un auge las fábricas de elaboración de chocolates.

En el año 1924, al necesitar un pequeño industrial chocolatero bejarano un certificado de calidad de los productos que elabora, envía unas muestras de su chocolate a un laboratorio oficial. Tras su análisis, le recuerdan que las disposiciones vigentes obligan a que la mezcla del chocolate puro el azúcar no debe exceder del 70%, la materia grasa del cacao no será inferior al 23 %, la cantidad de cascarilla no será superior al 4% y se puede añadir una materia aromática y en el chocolate familiar o económico una parte del cacao se sustituye por una sustancia alimenticia como la harina de trigo, arroz, cacahuete, etc. y se denominarán teniendo en cuenta la composición, por ejemplo chocolate de arroz. Las denominaciones deben de constar en las etiquetas. Se consideran adulteraciones en la fabricación del chocolate si tiene materias grasas extrañas a la manteca de cacao. Al industrial le enviaron el certificado y le cobraron 60 ptas. solo por el análisis de las primeras muestras que tuvo que enviar. (Colección particular).

En 1926, existen en Béjar cinco fábricas, diez en Salamanca, tres en Cantalapiedra y una en Candelario, Ciudad Rodrigo, Guijuelo, La Maya, La Vellés, Lumbrales, Miranda del Castañar y Vitigudino.

En el año 1933, se instalaron otras tres en Vitigudino, una en Anaya de Alba y otra en Babilafuente.

En los años sesenta solo quedan quince establecimientos en toda la Provincia, todos son artesanos excepto dos empresas industrializadas. En todo el sector trabajan cuarenta y tres personas de donde la mitad están empleados en estas dos empresas. El salario que cobran los trabajadores es de 5,43 pesetas por hora.

En Béjar he encontrado referencias de los siguientes fabricantes:

- Don Rafael Calzada Martín

Año 1910. Rafael Calzada, calle de la Feria, 6 y 8. Sucursal en Casa Blanca. Antiguo y acreditado almacén fundado el año 1880. Es muy importante en los negocios de aceites, azúcares, arroces, alcoholes, conservas, cáñamos, escabeches, espartos, licores, petróleo, pimientos molidos, sal, tachuelas, tocino y demás artículos similares. Importa directamente de los puntos productores y preparadores los cacaos, cafés, especias, canela y bacalaos. Es uno de los más importantes depósitos de tripas secas para embutidos y cuenta con existencias de las marcas más acreditadas y mejor calibradas. Fabrica jabones de todas clases que proporcionan un magnífico resultado por estar elaborados con los finísimos aceites de la Sierra de Gata. También elabora clases exquisitas de chocolate, a brazo y por electricidad, alcanzando una esmerada finura, que los hace diferenciarse de todas las demás, debido a la absoluta pureza de los componentes que integran su fabricación y al esmero que para la misma emplea.





















Encabezamiento de su correspondencia comercial

Año 1923. Grandes fábricas de chocolates y jabones y almacén de coloniales de Rafael Calzada, calle de la Feria (Corredera), 8. Sucursal en Casa Blanca. Es el establecimiento más importante de esta región para la venta de géneros ultramarinos y similares. Elabora finísimos jabones con los superiores aceites de la próxima Sierra de Gata. Fabrica exquisitos chocolates de garantizada pureza y esmerada elaboración. Exportación a todas partes.

Año 1933. Rafael Calzada. Casa en Bilbao. Sucursal en Casablanca. Almacén de Ultramarinos. Fábricas de jabón y chocolates. Gran torrefacción de cafés. Importación de tripas para embutidos. Bacalaos, garbanzos, etc. de los más importantes centros productores. Teléfono 61. Béjar.

Entre los años 1941 y 1959. Santiago Calzada, hijo y sucesor de Rafael Calzada. Teléfono 61. Almacén de ultramarinos, fábrica de chocolates y torrefacción de cafés en Béjar. Almacén de ultramarinos y fábrica de jabón en Casa Blanca.

Año 1962. Santiago Calzada, hijo y sucesor de Rafael Calzada. Teléfono Particular 448, Oficina 61, Casablanca 173. Almacén de ultramarinos y torrefacción de cafés en Béjar. Almacén de ultramarinos y fábrica de jabón en Casablanca.

Año 1963. Santiago Calzada, hijo y sucesor de Rafael Calzada. Teléfono particular 448, Oficinas 61, Casablanca 173. Almacén de ultramarinos en Béjar, fábrica de jabón en Casablanca-Palomares.


- Don Juan Manuel Dávila

Año 1923. Don Juan Manuel Dávila. Fábrica de chocolates, exquisita y esmerada elaboración. Tareas de encargo con vainilla o sin ella. Exportación a provincias franco portes desde 25 paquetes. Licores y ultramarinos finos de las mejores marcas. Visitad esta Casa. Calle Comendador, 12.





























Anuncio incluido en el Álbum de Fotografías de la Ciudad y Alrededores, editado por la Casa Hijo de Daniel R. Arias con el título “Béjar. Pintoresco e Industrial”. Publicado en 1912. El precio del Album era de 1,50 pta.


- Viuda de don José García

Establecido en Mayor de Isabeles, 7


























Publicidad impresa en el reverso de una estampa troquelada


- Don Mateo García García

Año 1917. La Gran fábrica de chocolate de Mateo García. Esta fábrica elabora los más exquisitos chocolates de la región, como lo demuestra su fama adquirida en más de cuarenta años de existencia. Se hacen tareas de encargo, a gusto y en presencia del cliente. Tenemos chocolates de 1, 1.25, 1.50, 2 y 2.50 pesetas la libra y una clase especial para comer crudo, que está teniendo mucha aceptación. Se remite a provincias.

Año 1923. Mateo García, fábrica de chocolates, Libertad, 7. Premiado con Diploma de Honor y Medalla de Plata en la exposición de Béjar en 1903.

Año 1939. En este año, el hijo de Mateo García cobra el paquete de chocolate de 350 gramos a 2,10 ptas. y el de 400 gramos a 2,25 ptas. (La Delegación Local de Abastecimientos y Transportes tenía establecido el precio del paquete de 400 gramos en 3 ptas).























Ilustración de una circular impresa en formato de tarjeta postal en la que recuerda a sus antiguos clientes, en tan significada época, los precios de sus elaborados.

Entre los años 1941 y 1945. Fábrica de Chocolates de Hijo de Mateo García. Diploma de Honor en la Exposición de Béjar de 1903, premiado con Medalla de Plata. Generalísimo Franco, 7.


- Hijo de don Nicolás González

Año 1923. Hijo de Nicolás González. Fábrica de Chocolates movida por electricidad. Fundada en 1860. Elaboración esmerada. Exportación. Exquisitos cafés torrefactos y naturales. Especialidad de la Casa.























Anuncio del álbum “Béjar. Pintoresco e Industrial”

Año 1927. Decir Hijo de Nicolás González, equivale a tocarse instintivamente los bolsillos, echar a andar hacia la calle Mayor de Pardiñas, núm. 24, entrar, arrastrado por el aroma, en aquella bonita, limpia y bien surtida tienda; cargar con un paquete de su imponderable café; con una o varias libras de su exquisito chocolate y salir marchando para casita, al compás de la Bejarana. Con esta pequeña impedimenta ya pueden ustedes reírse del tiempo y de la ola de calor, y de los abanicos japoneses. Anuncio insertado en el periódico “El Calderillo”, año I, nº 6.

Entre los años 1948 y 1953. Hijo de Nicolás González (sucesor). Fábrica de chocolates, ultramarinos finos. Mayor de Pardiñas, 24. Teléfono 372.


- Don Antonio González Iglesias

Años 1926 y 1942.


- Don Ignacio Hernández Sánchez

Establecido en la calle Sánchez Ocaña, 15.




















Grabado de una envuelta de una tableta de chocolate

Año 1923. Don Ignacio Hernández. Fábrica de chocolates, elaboración esmerada. Plaza de Comendador, 18 ó 19. Béjar.


- Hija de don Santiago Merás

Chocolates “Merás” edita varias colecciones de cromos recortables con el texto: Chocolates Merás Béjar. Los más puros. Nada mejor para desayunos y meriendas.

























Cromo recortable con su publicidad en el reverso

Año 1923. La Primitiva Bejarana. Gran Fábrica de chocolates de todas clases de la Hija de Santiago Merás. Premiada en la Exposición de Salamanca en 1884. Mayor de Pardiñas, 72. Béjar.

Año 1923. Emilio Merás, Reinoso, 7. Fábrica de chocolates, confitería y pastelería. Especialidad en pastillas de café con leche. Se hacen toda clase de encargos.

Año 1923. Pedid chocolates Federico Cortés por su exquisito aroma, gran finura e inmejorables cualidades nutritivas.

Año 1929. Fábrica de don Federico Cortés Merás. Tenga usted siempre presente que el chocolate que fabrica esta casa es el más puro, haga una prueba. A los bejaranos ausentes se les mandará a sus domicilios libres de portes.

Año 1941. Comestibles finos y fábrica de chocolates. Federico Cortés Merás. Sección de loza y cristal. Teléfono 189. Mayor de Pardiñas, 66. Béjar.

Año 1941. Federico Cortés Merás. Comercio de ultramarinos. Marca Merás registrada. Gran fábrica de chocolates de todas clases. Mayor, 76.






















Grabado utilizado en su correspondencia comercial

Entre los años 1944 y 1953. Federico Cortés Merás. Comestibles finos. Fábrica de chocolate. Pardiñas, 66. Teléfono 189.


- Don Juan de la Rúa Génova

Año 1927. Así que halla un capicúa el amigo Marcelino, va a ver a Juan de la Rúa; le pide un litro de vino, dos libras de chocolate, medio queso, un salchichón, un cuarterón de jamón, y se va con el petate. Porque Marcelino pondera extraordinariamente los productos que vende Rúa, en su tienda de la calle Mayor de Pardiñas, núm. 41 y asegura que aunque se ingieran en gran cantidad y de un tirón en el estómago, no alteran la circulación de la sangre. Anuncio del periódico “El Calderillo”.


FÁBRICA DE CONSERVAS

En la primera mitad del siglo pasado, además de la ubicada en nuestra Ciudad, existen otras tres fábricas de conservas en Candelario y una en el Puerto de Béjar.

- Don M. Alonso Peñarandés

Año 1926. Referencia del Anuario Mercantil e Industrial de la Provincia de Salamanca.


FÁBRICAS DE CURTIDOS

Se aproximan al medio centenar las fábricas de curtidos que hay en el resto de la Provincia en los primeros años del pasado siglo. Casi la mitad están situadas en la Capital.


- Don Faustino Curto Ejido

Año 1926. Referencia del Anuario Mercantil e Industrial de la Provincia de Salamanca.


- Viuda de don José Díaz Amador

Año 1910. Fábrica de curtidos. En esta acreditada fábrica encontrarán los señores almacenistas de curtidos y fabricantes de calzado, suelas blancas y de color avellana, muy recomendables por su raspado claro, dureza y gran ligereza, lo que unido a un precio limitado hace se encuentren tan solicitadas entre sus consumidores. Como quiera es grande el número de nuevos compradores, su dueña ha decidido aumentar la producción, por lo cual los pedidos serán cumplimentados con la mayor selección y prontitud. Ensaye usted en una pequeña muestra y observará la verdad de lo expuesto


- Don José Galindo Zúñiga

Año 1910. Fábrica de curtidos movida por vapor. Correas y correillas de cromo y tanino. Especialidad en suelas blancas y avellanas. Fabricación antigua. Entrepôt de boyaux secs et salés.






























Grabado del encabezamiento de su correspondencia comercial

Año 1927. José Galindo. Fábrica de curtidos movida por electricidad. Almacén de maderas en Hervás (Cáceres). Correas al cromo para carros y arados. Pieles Box-Calf. Especialidad en suelas blancas y avellanas, fabricación antigua. Almacenes de tripas para embutidos.

Año 1930. Fábrica de curtidos movida por electricidad. Especialidad en suelas blancas y avellanas, fabricación antigua. Correas y correillas de cromo y tanino. Almacén de intestinos de todas clases, calibres y procedencias. Importación directa. Despacho en Plaza Mayor, 7.

Año 1933. José Galindo. Fábrica de curtidos movida por electricidad. Especialidad en suelas blancas y avellanas, fabricación antigua. Almacén de tripas para embutidos. Dirección telegráfica: José GALINDO Béjar (Salamanca). Teléfono 55.


- Don Clemente González Benito

Años 1926 y 1933. Referencias de anuarios mercantiles e industriales de la provincia de Salamanca de dichos años


- Don Marcos González Rodríguez

Año 1926. Don Marcos González.

Año 1940. Hija de Marcos González.


- Don Francisco Rodríguez García

Año 1925. Francisco Rodríguez García. Curtidos. Cortes aparados. Calzados de las mejores marcas. Mayor de Reinoso, 14 y 19. Béjar.














Encabezamiento de su correspondencia comercial

Año 1927. Almacén de curtidos y zapatería en Mayor de Reinoso, 14 y 19. El almacén de curtidos que más barato vende y presenta más surtido en suelas, vaquetas blancas y negras, badanas, gamuzas, etc. Cortes aparados, clavazón, cáñamos hilados, cepillos, correaje, cola, hormas, betunes, elásticos y demás artículos del ramo. Antigua casa Jesús Sánchez, Reinoso 24. Sección independiente de zapatería, es la más antigua y la que construye con más solidez y economía toda clase de calzado. Siempre inmenso surtido. Casa fundada en 1842. Mayor de Reinoso, 19.


FÁBRICAS DE HARINAS

En los primeros años del pasado siglo hay una veintena de fábricas de harinas repartidas por el resto de la Provincia.


- Viuda de don Fernando Asensio

Año 1923. Viuda de Fernando Asensio. Año 1933. Hijo de Asensio.
















Anuncio insertado en el álbum de “Béjar. Pintoresco e Industrial”, editado por Hijo de Daniel R. Arias


- Hijo de don Fulgencio García

Año 1933. “Picozos”. Fábrica de harinas y pastas para sopa de Hijo de Fulgencio García, sucesor. Molienda por cilindros sistema Daverio. Teléfonos: Escritorio 47, fábrica 13, domicilio 57.


- Don Francisco Gosálvez

Año 1923. Fabricante de harinas. Compra y venta de toda clase de granos. Surtido para el hilado de lanas al público.


























Anuncio del álbum “Béjar. Pintoresco e Industrial”


- Don Ignacio Hernández Sánchez

Año 1926.


- Vda. de Salas y Compañía

Año 1879. Fábrica de Harinas de Salas. Béjar. Viuda de Salas y Compañía. (La arroba de harina de primera la venden a 19 ½ reales y la de tercera a 16 ½).















Grabado de su correspondencia comercial

Año 1917. Se arrienda en Béjar la fábrica de harinas de Salas. Para tratar con su administrador don Bernabé Sánchez Cerrudo.

Año 1918. Basilio Salas Fernández. Almacén de Harinas y Cereales.


FÁBRICA DE PAPEL DE FUMAR

La fábrica instalada en Béjar es la única que existe en toda la Provincia en los primeros años del pasado siglo.


- Don Juan Antonio Crego

Año 1926. Referenciado en el Anuario Mercantil e Industrial de la Provincia de Salamanca de dicho año.


FÁBRICA DE SOMBREROS

En los primeros años del pasado siglo existen nueve fábricas de sombreros en la Capital, una en Ledesma y otra en Navasfrías.


- Don Julio Carrillo Jiménez

Año 1930. Sucesor de Luis Carrillo Álvarez. Mayor, 3 (junto a la Plaza Mayor), talleres en Horno, 4. Casa fundada en 1870. Gran fábrica de sombreros. Almacén de gorras, calzado y otros géneros. Esta acreditada Casa, montada a la altura de las principales poblaciones de España, presenta sin competencia las marcas más acreditadas en sombreros ingleses e italianos, como igualmente en productos nacionales. Hay que visitarla para apreciar la gran economía en sus precios. Sucursales: Puerta de Ávila, nº 45 y en Guijuelo, en la Plaza Mayor.



















Publicidad insertada en el álbum ”Béjar. Pintoresco e Industrial”


El Excmo. Ayuntamiento de nuestra Ciudad ha solicitado a la empresa Sepes (Entidad Pública Empresarial de Suelo) que en la futura ampliación del Polígono Industrial se instalen íntegramente empresas agroalimentarias. Para fomentar el proyecto, pretende rebajar el precio de las parcelas a las primeras empresas que las adquieran. Es de esperar que aumente la agricultura en esta comarca tan necesitada de nuevas técnicas para su desarrollo.

En la actualidad se insta para la instalación de nuevas industrias en el Polígono Industrial; se dan los primeros pasos para un importante aumento puntual del sector textil y del sector turístico con un complejo de ocio y recreo; un incremento indiscutible de la industria turística al explotar nuestros recursos naturales; nuevas instalaciones culturales con los museos textil y judío; en fin, entre la esperanza y la realidad, nuestra comarca está viviendo una época en la que se preludia su necesario progreso.


BÉJAR EN MADRID. Evocación de algunos de los antiguos oficios e industrias de nuestra Ciudad. Publicado en el Especial de Navidad de 2003. JAM-BÉJAR.

1 comentario:

  1. Muy interesante lo referente al chocolate. Gracias.

    ResponderEliminar